Indice

¿Equipaje perdido o entrega tardía? Conoce tus derechos y la compensación que te corresponde

Desde el momento en que el pasajero entrega su equipaje a la compañía aérea, este se encuentra protegido por los derechos de los pasajeros recogidos en el Convenio de Montreal, donde se establece que en caso de pérdida del equipaje o retraso en la entrega de más de 21 días podríamos reclamar un monto económico aproximado de 1.400€, a razón de unos 66€ por día que nuestro equipaje no se encuentra con nosotros. 

¿Cuándo tendrá el pasajero derecho a compensación?

Lo primero que debemos tener claro es que las indemnizaciones consecuencia de problemas con el equipaje no son siempre las mismas, a diferencia de los supuestos de retraso o cancelación en el vuelo y denegación de embarque u overbooking.

El equipaje se entenderá como perdido tras el transcurso de 21 días desde la llegada del vuelo, independientemente de recuperarlo a posteriori.

Para poder acceder a la indemnización el pasajero deberá cumplir lo siguiente:

– Exponer la incidencia a la aerolínea desde el momento que se tiene conocimiento de la misma y solicitar el documento PIR (Parte de Irregularidad de Equipaje) ya que sin este no podremos reclamar la pérdida, daño o desperfecto del equipaje. Tienes hasta 7 días para exponer la incidencia a la aerolínea pero es recomendable informar antes de abandonar el aeropuerto.

Plazo para reclamar a la aerolínea

– Equipaje dañado: 7 días tras la recogida del equipaje.

– Retraso en la entrega del equipaje: 21 días tras recuperar el equipaje.

 – Equipaje perdido: se debe presentar reclamación a la aerolínea por el hecho de no haber recibido el equipaje y tras el transcurso de 21 días ya se podría interponer reclamación a la misma al considerarse la maleta como perdida.

El Convenio de Montreal establece que una vez el pasajero tiene la copia del PIR tiene un plazo de 2 años para interponer la pertinente reclamación a la aerolínea.

Gastos ocasionados como consecuencia de la incidencia del equipaje

En caso de que haber tenido que soportar unos gastos tales como ropa, medicamentos… debidos a no tener el equipaje, se podrían incluir los mismos en la reclamación, siempre y cuando se hubieran guardado los tickets y facturas acreditativos de los gastos.